Informe de los Auditores independientes

Al Consejo de Administración y accionistas de Grupo Lamosa, S. A. B. de C.V.

Opinión

Hemos auditado los estados financieros consolidados de Grupo Lamosa, S. A. B. de C. V. y Subsidiarias (la Compañía), que comprenden los estados consolidados de posición financiera al 31 de diciembre de 2018 y 2017, así como los estados consolidados de resultados, los estados consolidados de utilidad integral, los estados de cambios en el capital contable y los estados consolidados de flujos de efectivo, correspondientes a los años que terminaron en esas fechas, así como las notas explicativas a los estados consolidados que incluyen un resumen de las políticas contables significativas.

En nuestra opinión, los estados financieros consolidados adjuntos presentan razonablemente, en todos los aspectos importantes, la posición financiera de la Compañía al 31 de diciembre de 2018 y 2017, así como su desempeño financiero y sus flujos de efectivo consolidados por los años que terminaron en dichas fechas, de conformidad con las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS, por sus siglas en inglés) emitidas por el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en ingles).

Fundamentos de la Opinión

Hemos llevado a cabo nuestra auditoría de acuerdo con las Normas Internacionales de Auditoría (NIA). Nuestra responsabilidad de conformidad con esas normas se describe detalladamente en la sección de Responsabilidades del auditor en relación a la auditoría de los estados financieros consolidados de nuestro informe. Somos independientes de la Compañía de acuerdo con las disposiciones del Código de Ética para contadores públicos emitidos por el Consejo de Normas Internacionales de Ética (Código de Ética del IESBA) y con el emitido por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (Código de Ética del IMCP), y hemos cumplido las demás responsabilidades éticas de conformidad con el Código de Ética del IESBA y con el Código de Ética del IMCP. Consideramos que la evidencia de auditoría que hemos obtenido es suficiente para proporcionar una base para nuestra opinión.

Cuestiones Clave de la Auditoría

Las cuestiones clave de la auditoría son aquellos asuntos que, según nuestro juicio profesional, fueron de la mayor significatividad en nuestra auditoría de los estados financieros consolidados del período actual. Estas cuestiones han sido tratadas en el contexto de nuestra auditoría de los estados financieros consolidados en su conjunto, y en la formación de nuestra opinión sobre los mismos, por lo que no expresamos una opinión por separado sobre estos asuntos. Hemos determinado que las cuestiones clave de auditoría que se describen a continuación, son las cuestiones clave de auditoría que se deben comunicar en nuestro informe:

  • Deuda bancaria

    Como se menciona en la nota 18 i), la administración de la Compañía evalúa tanto el nivel de apalancamiento, así como la estructura de su capital con el objetivo de mantener una adecuada gestión de la misma, la cual es necesaria para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones. Por lo anterior, la deuda bancaria (nota 15) es relevante para el análisis de los estados financieros consolidados.

    Por lo tanto, nuestros procedimientos de auditoría incluyeron, entre otros:

    • Evaluación del nivel de endeudamiento de la Compañía, revisando el cumplimiento de las restricciones y obligaciones de hacer y no hacer establecidas en los contratos de deuda bancaria.
    • Obtención de las confirmaciones de las instituciones financieras para validar los saldos del principal y su correcta valuación en pesos mexicanos, así como el monto y valuación en pesos mexicanos de los intereses devengados y pendientes de pago.
    • Revisión del cálculo del costo amortizado como se define en las IFRS, incluyendo la determinación de tasa de interés efectiva utilizada para el mismo.

    Con relación a los procedimientos de auditoría mencionados anteriormente, los resultados fueron razonables.

  • Activos intangibles no amortizables

    Por la relevancia de los activos intangibles no amortizables (nota 12), es importante asegurarse de que la prueba de deterioro de los mismos se lleva a cabo cada año como lo requieren las IFRS, bajo una metodología adecuada para identificar deterioros potenciales, donde sea necesario.

    La determinación de si el valor en libros de los activos intangibles no amortizables es recuperable, requiere que la administración de la entidad realice estimaciones significativas con respecto a los flujos futuros de efectivo, las tasas de descuento y de crecimiento, con base en las perspectivas futuras del negocio.

    Por lo tanto, nuestros procedimientos de auditoría incluyeron, entre otros:

    • Revisamos que la identificación de las Unidades Generadoras de Efectivo (UGE) realizada por la Compañía fuese apropiada.
    • Documentamos el entendimiento del proceso seguido por la Compañía para determinar las estimaciones de valor razonable, así como de los controles relevantes con el propósito de evaluar el riesgo de errores significativos relacionados con dichas estimaciones.
    • Evaluamos si las técnicas de valuación son adecuadas en las circunstancias actuales del negocio y si dichas técnicas son aplicadas de manera consistente a los períodos anteriores en el caso que aplique.
    • Evaluamos la razonabilidad de los supuestos de valuación utilizados en el análisis de valor razonable y si los supuestos de valuación son consistentes con lo que un participante del mercado usaría en la determinación del valor recuperable de las unidades generadoras de efectivo.
    • Realizamos un análisis de sensibilidad para comparar la estimación de valor recuperable calculada por la Compañía.
    • Verificamos la integridad y exactitud de la información utilizada por la administración para proyectar los flujos de efectivo utilizados en el cálculo y comparamos los supuestos clave con información externa de la industria.

    Los resultados de nuestras pruebas de auditoría fueron razonables y estamos de acuerdo con los supuestos utilizados, incluyendo la tasa de descuento, así como con el importe del valor recuperable determinado para los activos intangibles no amortizables.

  • Evaluación de la recuperabilidad del impuesto a la utilidad diferido activo derivado de las pérdidas fiscales

    La Compañía registra un impuesto a la utilidad diferido activo derivado de las pérdidas fiscales pendientes de amortizar. Para ello, la administración realiza una estimación de la probabilidad de aplicación de dichas pérdidas fiscales para generar un beneficio económico futuro y soportar el reconocimiento de dicho impuesto a la utilidad diferido activo en sus estados financieros consolidados.

    Debido a la importancia del saldo del impuesto a la utilidad diferido activo derivado de las pérdidas fiscales, mostrado en la Nota 21 de los estados financieros consolidados, y a los juicios y estimaciones significativos para determinar las proyecciones futuras de los resultados fiscales de la Compañía, nos enfocamos en este rubro y realizamos, entre otros, los siguientes procedimientos:

    • Verificamos la razonabilidad de las proyecciones utilizadas para determinar los resultados fiscales futuros.
    • Retamos las proyecciones utilizadas, mediante su comparación con el desempeño y tendencias históricas del negocio, corroborando las explicaciones de las variaciones con la administración.
    • Con el apoyo de expertos fiscalistas, evaluamos los procesos utilizados para determinar los resultados fiscales proyectados, así como los supuestos utilizados por la administración en las proyecciones fiscales y discutimos con la administración la sensibilidad de las proyecciones.

Los resultados de nuestros procedimientos de auditoría fueron satisfactorios. La política contable de la Compañía para el registro de los impuestos a la utilidad diferidos, así como el detalle de su revelación, se incluyen en las Notas 3t y 21, respectivamente, a los estados financieros consolidados adjuntos.

Otra información

La administración de la Compañía es responsable por la otra información. La otra información comprenderá la información que será incorporada en el Reporte Anual que la Compañía está obligada a preparar conforme al Artículo 33 Fracción I, inciso b) del Título Cuarto, Capítulo Primero de las Disposiciones de Carácter General Aplicables a las Emisoras y a otros Participantes del Mercado de Valores en México y al Instructivo que acompaña esas disposiciones (las Disposiciones). El Reporte Anual estará disponible para nuestra lectura después de la fecha de este informe de auditoría.

Nuestra opinión de los estados financieros consolidados no cubrirá la otra información y nosotros no expresaremos ningún nivel de aseguramiento sobre ella.

En relación con nuestra auditoría de los estados financieros consolidados, nuestra responsabilidad será leer el Reporte Anual, cuando esté disponible, y cuando lo hagamos, considerar si la otra información ahí contenida es inconsistente en forma material con los estados financieros consolidados o nuestro conocimiento obtenido durante la auditoría, o que parezca contener un error material. Cuando leamos el Reporte Anual emitiremos la leyenda sobre la lectura del informe anual, requerida en el Artículo 33 Fracción I, inciso b) numeral 1.2. de las Disposiciones.

Responsabilidades de la administración y de los responsables del gobierno de la Compañía con los estados financieros consolidados

La administración de la Compañía es responsable de la preparación y presentación razonable de estos estados financieros consolidados adjuntos de conformidad con las IFRS, y del control interno que la administración determine necesario para permitir la preparación de estados financieros consolidados libres de error material, debido a fraude o error.

En la preparación de los estados financieros consolidados, la administración es responsable de la evaluación de la capacidad de la Compañía de continuar como empresa en funcionamiento, revelando, según corresponda, las cuestiones relacionadas con la Compañía en funcionamiento y utilizando el principio contable de empresa en funcionamiento, excepto si la Administración tiene intención de liquidar la Compañía o de cesar sus operaciones, o bien no exista otra alternativa realista.

Los responsables del gobierno de la Compañía son responsables de supervisar el proceso de información financiera de la Compañía.

Responsabilidades del auditor en relación a la auditoría de los estados financieros consolidados

El objetivo de nuestra auditoría es obtener una seguridad razonable acerca de si los estados financieros consolidados en su conjunto están libres de errores materiales, debido a fraude o error, y emitir un informe que incluye nuestra opinión. Seguridad razonable es un alto nivel de seguridad, pero no garantiza que una auditoría realizada de conformidad con las NIA siempre detecte un error material cuando existe. Los errores pueden surgir de un fraude o error y se consideran materiales si, individualmente o de forma agregada, se espera que de forma razonable influyan en las decisiones económicas que los usuarios toman sobre las bases de los estados financieros consolidados adjuntos.

Como parte de una auditoría ejecutada de conformidad con las NIA, ejercemos el juicio profesional y mantenemos una actitud de escepticismo profesional durante toda la auditoría. Nosotros también:

  • Identificamos y evaluamos los riesgos de incorrecciones materiales de los estados financieros consolidados, derivadas de fraude o error, diseñando y aplicando procedimientos de auditoría que responden a esos riesgos, y obteniendo evidencia de auditoría que es suficiente y apropiada para proporcionar las bases para nuestra opinión. El riesgo de no detectar una incorrección material debido a fraude es mayor de las que resulten de un error, ya que el fraude puede implicar colusión, falsificación, omisiones deliberadas, manifestaciones intencionalmente erróneas, o la elusión del control interno.
  • Obtenemos conocimiento del control interno relevante para la auditoría para poder diseñar los procedimientos de auditoría apropiados en función de las circunstancias y no con el propósito de expresar una opinión sobre la efectividad del control interno de la Compañía.
  • Evaluamos lo apropiado de las políticas contables utilizadas y la razonabilidad de las estimaciones contables y sus revelaciones correspondientes realizadas por la Administración.
  • Concluimos sobre lo adecuado de la utilización por la administración, de la norma contable de empresa en funcionamiento y, basándose en la evidencia de auditoría obtenida, concluimos sobre si existe o no una incertidumbre material relacionada con hechos o con condiciones que pueden generar dudas significativas sobre la capacidad de la Compañía para continuar como empresa en funcionamiento. Si concluimos que existe una incertidumbre material, se requiere que llamemos la atención en nuestro informe de auditoría sobre la correspondiente información revelada en los estados financieros o, si dichas revelaciones no son adecuadas, que expresemos una opinión modificada. Nuestras conclusiones se basan en la evidencia de auditoría obtenida hasta la fecha de nuestro informe de auditoría. Sin embargo, hechos o condiciones futuros pueden ser causa de que la Compañía deje de ser una empresa en funcionamiento.
  • Evaluamos la presentación general, la estructura y contenido de los estados financieros consolidados, incluyendo las revelaciones, y si los estados financieros consolidados presentan las transacciones y eventos relevantes, cuantitativa y cualitativamente, de forma que alcancen una presentación razonable.
  • Obtenemos evidencia suficiente y adecuada en relación con la información financiera de las entidades o actividades empresariales dentro de la Compañía para expresar una opinión sobre los estados financieros consolidados. Somos responsables de la dirección, supervisión y realización de la auditoría de la Compañía. Somos los únicos responsables de nuestra opinión de auditoría.

Comunicamos a los responsables del gobierno de la Compañía en relación con, entre otras cuestiones, el alcance y el momento de la realización de la auditoría y los hallazgos significativos de la auditoría, incluyendo cualquier deficiencia significativa en el control interno que identifiquemos durante nuestra auditoría.

También proporcionamos a los responsables del gobierno de la Compañía una declaración sobre nuestro cumplimiento con los requerimientos de ética relevantes referentes a la independencia, comunicando cualquier relación y otras cuestiones que puedan, de manera razonable, pensarse que afectan a nuestra independencia, y cuando sea el caso, las salvaguardas relativas.

Entre las cuestiones que han sido objeto de comunicaciones con los responsables del gobierno de la Compañía, determinamos que han sido de la mayor significatividad en la auditoría de los estados financieros consolidados del período actual y que son en consecuencia, las cuestiones clave de auditoría. Describimos esas cuestiones en este informe de auditoría, salvo que las disposiciones legales o reglamentarias prohíban revelar públicamente la cuestión o, en circunstancias extremadamente poco frecuentes determinemos que una cuestión no se debería comunicar en nuestro informe porque cabe razonablemente esperar que las consecuencias adversas de hacerlo superarían los beneficios de interés público de la misma.

Galaz, Yamazaki, Ruiz Urquiza, S. C.
Miembro de Deloitte Touche Tohmatsu Limited

 


C. P. C. Carlos Iván Pólito Ruiz
12 de febrero de 2019